Peligro Latente el Estrés en los Niños

Muchas veces los adultos pensamos que los niños son muy felices en el seno familiar, y no nos damos cuenta que la mayoria de veces son los más pequeños quienes son victimas del estrés en el entorno familiar, enfrentar la constante rutina, que emprende el hogar, la carga académica y ser testigos de problemas en casa pueden ser detonantes bastante considerables para que los niños  sean victimas de estrés.

Según expertos en psicología infantil, se trata de un mal muy común que toca la puerta de las familias, sin importar la edad que tengan los hijos.

Por su parte la psicóloga Marianela Rosales, dice que es frecuente detectarse y con mayor facilidad en adolescentes, pero es mas fuerte cuando se presente en niños ya que no saben asimilar lo que sucede en su entorno y en especial lo que concierne en cuanto a la relación con sus padres.

“Son los mismos padres quienes transmiten sus estilos de vida a sus hijos y por eso vemos desde muy temprano como empiezan a corren por llegar a tiempo a la escuela generando gran tensión, por ejemplo”, destaca la psicóloga Melissa Céspedes.

Sin importar  la causa es importante que los papás identifiquen las señales que muestran altos picos de tensión.
 En este mismo sentido explica Rosales que  es común notar que padecen con frecuencia dolores de cabeza, malestar estomacal, cansancio, duermen poco y suelen llorar casi sin razón aparente.

En algunas ocasiones, al no ser detectado el mal pueden entrar en ataques de ansiedad que les provoca sudoración en las manos y sensación de desmayo.

“Más que curarlos hay que enseñarles a conocer su cuerpo y las señales que envía. Necesitan aprender a manejar sus emociones como el enojo y la tristeza”, comenta Céspedes.